El sol y la melanina: tips para cuidarnos durante el verano

La reacción de la melanina en el cabello y la piel. Tips para protegernos del sol en verano.

¿Qué es la melanina?

La melanina es el pigmento que da color a nuestra piel, cabello, ojos, etc. En la piel, la melanina es producida por los melanocitos, los cuales no suelen encontrarse en la parte más superficial de la epidermis, salvo en el caso de lunares o pecas, que contiene una mayor concentración de melanina. 

La melanina de nuestro cuerpo se activa con las radiaciones solares y a la vez, nos protege de ellas. La capacidad para generar melanina es fundamental para fortalecer la barrera defensiva de nuestra piel frente al sol.

Para que los melanocitos se activen de manera saludable, debemos protegerlos de las radiaciones nocivas al exponernos al sol. El sol es necesario para activar melanocitos y por otro lado, también vitamina D. 

Cómo actúa la melanina en el cabello

En el cabello, la activación de la melanina produce la despigmentación de la fibra capilar, haciendo que éstos se vean más claros por la acción del sol, ya que se oxidan. Los cabellos oscuros tienden a sufrir menos cambios en su tono que los cabellos claros, los cuales tienen mucho menos pigmentación y se oxidan más rápido.

 

La melanina en nuestra piel 

 

En la piel, pasa lo contrario: la melanina dérmica al activarse, se pigmenta; haciendo que la piel se vea más morena.

La reacción natural de nuestra piel es protegerse del sol, pero sin duda no resulta suficiente si hacemos largas exposiciones al sol. Porque el sol además de activar la melanina pigmentando la piel y despigmentando el cabello, tiene rayos UV-B que son nocivos para nuestra piel, que producen envejecimiento de la piel, alergias, manchas y pueden producir cáncer.

Resulta necesario utilizar protectores solares y bloqueadores durante la exposición solar, incluso a diario aunque no estemos en una exposición directa.

Preparar la piel y el cabello

 

Una manera de proteger nuestra piel y cabello para evitar los daños del sol es prepararlos para activar de manera artificial la pigmentación. De esta manera podemos conseguir tener la piel mejor preparada al momento de la exposición solar en verano. Además recomendamos prevenir con bloqueadores para evitar el daño de los rayos más nocivos del sol.

Las cremas autobronceantes son productos que aportan pigmentación de manera artificial, y podemos conseguir un bronceado sin sol, para estar más a tono con el verano sin dañar tu piel, sin que el sol sea el condicionante. 

Nuestra piel con una base de pigmentación, estará mejor protegida al momento de exposición directa al sol.

 

Tips para mejores resultados de autobronceantes en la piel. 

 

Par conseguir los mejores resultados con las aplicaciones de estos productos te recomendamos:

  1. Elige un producto autobronceante acorde a tu tono natural, sin forzar demasiado a tonos más oscuros. La pigmentación debe verse natural y si te gusta conseguir bronceados más oscuros, debes hacerlo de manera gradual.
  2. Preparar todo el cuerpo. No apliques únicamente autobronceantes en tu rostro dejando escote, cuello o los hombros sin aplicar, porque se verá artificial 
  3. Debes exfoliar tu piel con un producto exfoliante para el cuerpo y una crema específica para tu rostro. De esta manera alisas tu piel, eliminas las células muertas que podrían producir una acumulación de producto y por lo tanto irregularidad en la aplicación. 
  4. Una vez lavado y exfoliado todo tu cuerpo, especialmente las zonas a aplicar; debes aplicar crema hidratante para que tu piel absorba, se hidrate con productos hidratantes o nutritivos sin color, para uniformar y suavizar la piel, dejándola preparada para la aplicación del producto pigmentante.
  5. Una vez exfoliado e hidratado, ya estará listo para usar productos autobronceantes. Esparce bien el producto, evitando que se acumule y sobre todo que no queden zonas sin aplicar, dejando marcas con contrastes de pigmentación.
  6. No insistas aplicando más producto hasta que no penetre bien en todo el cuerpo, para asegurar que quede uniforme y no se generen excesos de producto o manchas.

Proteger el cabello 

En cuanto al cabello, la mejor manera de protegerse de la pigmentación es con barrera física: usando sombreros, sombrillas y sombras, y aplicar además protectores capilares con bloqueador que mantengan tu pelo fortalecido y eviten la radiación solar.

Hay otros factores del verano que también influyen en la pigmentación: en las piscinas el cloro acelera también la oxidación y puede generar un tono más anaranjado en el cabello.

Estos factores externos además de influir en la pigmentación, debilitan nuestra fibra capilar, haciendo perder salud al cabello. Por lo que es necesario aplicar protectores físicos, naturales y/o artificiales para cuidar los efectos adversos del sol, la sal, la piscina y el verano.

Aunque la moda y la tendencia sigamos viendo la onda balayage que dejen ver cabellos que simulan reflejos creados por el sol, sabemos que el sol en realidad, es agresivo para nuestro cuerpo, por eso mejor buscar esos reflejos en la peluquería de manera artificial y protegernos del sol de todas las maneras posibles.

Si quieres más tips para cuidar tu cabello en verano, cheque nuestra nota: https://makeartstudio.cl/blog/tips-para-cuidar-tu-cabello-en-el-verano/

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: